Como se obtiene la gallinaza

La Gallinaza esta principalmente formada por estiércol de gallina. Sin embargo, el simple estiércol de gallina no es gallinaza. Primero es necesario procesarlo.

La producción de la gallinaza es una vía no contaminante de deshacerse de los excrementos de las aves dentro de los mismos sitios de producción, lo cual es uno de los principales problemas sanitarios que confronta hoy en día la industria avícola.

El estiércol de gallina debe ser primeramente fermentado para reducir la cantidad de microorganismos como bacterias, que en alta concentración puede ser nocivo.

A su vez, en este proceso de fermentación las bacterias ayudan a transformar y liberar los compuestos químicos del estiércol y reducir la concentración de amoniaco y otros elementos que pueden resultar nocivos.

La aplicación del estiércol de gallina directo en las plantas intentando usarlo como abono puede quemar las hojas, en vez de enriquecer su nutrición.

Si acaso se requiere, se pueden aplicar productos que ayuden al proceso de transformación, lo que ayuda a reducir el olor y la emisión de algunos vapores que se pueden desprender de este proceso químico.

Finalmente, si la gallinaza se va a utilizar como suplemento alimenticio para ganado, se pueden adicionar nutrientes que se integraran a la mezcla. O bien, si la gallinaza se va a utilizar como composta, es decir, como abono, se pueden agregar otros desechos orgánicos como cascarillas, virutas de madera, paja, etc.